Horno para calcinado o secado de diatomita

Secado de diatomita
Secado de diatomita o tierra de diatomeas

¿Qué es la diatomita?

La diatomita,  también conocida como tierra de diatomeas, es una roca sedimentaria compuesta por los restos esqueléticos fosilizados de algas acuáticas unicelulares conocidas como «diatomeas». La diatomita es un depósito sedimentario casi puro que consiste casi en su totalidad en sílice. Esta forma única de sílice tiene una estructura de panal elaborada, salpicada de miles de pequeños agujeros que van desde unas pocas micras hasta diámetros submicrónicos. Hablaremos en este artículo del secado de diatomita.

Ninguna otra fuente de sílice, ya sea extraída o producida artificialmente, presenta tal estructura. Algunos depósitos de diatomeas son de agua salada, pero la mayoría provienen de fuentes de agua dulce.

¿Cuáles son las propiedades de la diatomita?

Las propiedades que hacen que la diatomita sea valiosa incluyen baja densidad, alta porosidad, alto nivel de área superficial, abrasividad, propiedades aislantes, inercia, capacidad de absorción, brillo y alto contenido de sílice.

Una de las formas de procesado es el secado de diatomita.

¿Cuáles son las funcionalidades de la “tierra de diatomeas”?

La tierra de diatomeas tiene una amplia variedad de usos y es un componente de cientos de productos. Además, es vital para el proceso de fabricación de miles más.

  • Como medio de filtración, gracias a su estructura de panal. Sus cualidades de filtrado se utilizan en la elaboración de cerveza y vino, la fabricación de productos farmacéuticos, el procesamiento de aceite de motor y para filtrar el agua de piscinas.
  • Como absorbente. Muy útil en la limpieza de derrames en las industrias automotriz, industrial, de limpieza y de remediación de desechos. 
  • Como aditivo en pinturas y plásticos:
    • En las pinturas, la tierra de diatomeas altera el vidrio y el brillo, extiende los pigmentos primarios, agrega volumen y resistencia, controla la permeabilidad y mejora la adhesión del revestimiento. 
    • En los plásticos, la tierra de diatomeas sirve como agente antibloqueo que ayuda en la separación de las piezas de plástico en la fabricación y en la separación de las bolsas de plástico por parte del consumidor.
  • Como enmienda del suelo: cuando la tierra de diatomeas se incorpora al suelo, sirve para reducir la compactación y aumentar la permeabilidad del agua y el aire. También aumenta el agua disponible para las plantas, reafirma los suelos empapados, afloja los suelos difíciles de trabajar, proporciona un mejor drenaje, ayuda en la transferencia de nutrientes y mejora el crecimiento de las raíces. En aplicaciones tales como campos de golf y otras áreas ajardinadas, ayuda a absorber y retener agua, reduciendo la cantidad de agua utilizada.
  • Como insecticida natural: cuando los insectos entran en contacto con la tierra de diatomeas, ésta absorbe su capa protectora de cera y las diatomeas vítreas dañan sus caparazones.
  • Otros ejemplos del universo de productos y usos que se benefician de la diatomita incluyen empastes dentales, recubrimientos de semillas, compuestos para techos, adhesivos, selladores, fósforos, compuestos para perforación petrolera, concretos especiales y papel.

Horno para calcinación de diatomeas

Las diversas aplicaciones que acabamos de ver exigen una gran variación en el material como materia prima. La producción de las diferentes calidades y tipos de tierra de diatomeas que requiere la industria depende de un tratamiento térmico clave: la calcinación

Ampliamente empleada en el procesamiento de la tierra de diatomeas, la calcinación se usa para manipular muchas de las propiedades que permiten su uso en todas las aplicaciones ya vistas aquí, desde agentes filtrantes hasta absorbentes. 

Técnicamente, estaríamos hablando de un proceso de “sintetización”. En el caso de la tierra de diatomeas, la calcinación se utiliza para provocar la destrucción de la estructura fina del material, junto con varios otros objetivos que lo hacen más adecuado para los mercados finales:

  • Una reducción de la superficie
  • Un aumento en la gravedad específica
  • dureza mejorada
  • Eliminación de componentes orgánicos
  • Mayor distribución del tamaño de las partículas (formación de aglomerados por sinterización)
  • Conversión parcial del sílice 
  • Un cambio de color
  • Mayor caudal cuando se usa como agente de filtración

En última instancia, el resultado es un producto con una densidad aparente más alta, un área de superficie más baja y un volumen vacío aumentado.

El proceso de calcinación de diatomita

Al momento de la extracción, la tierra de diatomeas se muele y, si es necesario, se procede al secado de diatomita en un secador rotatorio, momento en el que se puede calcinar. El proceso de calcinación se lleva a cabo en un horno rotatorio calcinador.

El material se introduce en el horno rotatorio, que normalmente tiene una configuración de contracorriente de fuego directo.

Como es el caso con la mayoría de los materiales calcinados, las temperaturas y los tiempos de retención a los que se calcina la tierra de diatomeas difieren según el uso final previsto, ya que los diferentes parámetros del proceso producen una variación en los resultados. 

La calcinación directa normalmente se lleva a cabo a temperaturas entre 870 y 1100 °C, mientras que la calcinación fundente se lleva a cabo a temperaturas de hasta 1200 °C.

Solicite presupuesto para horno calcinador o de secado de diatomita

 A través de la calcinación, los procesadores pueden manipular una variedad de factores de calidad, lo que les permite producir un producto de tierra de diatomeas con las especificaciones precisas que demanda su mercado. No dude en solicitar presupuesto de horno para secado de diatomita en orden a conseguir su proyecto.

    Talleres Guillén usa cookies para entregarle una mejor experiencia. Al navegar en nuestro site usted está aceptando este tratamiento. Saber más